LUNA
 
Arpegios nocturnos atraen la noche en sones
Candil de luna llena custodia cautiva sus dones
Ese mundo noctámbulo de vida casi invisible
Seduce para andar entre la hierba impasible
 
Baño de blancos fulgores me visten de gala
Oculta mi corazón delirios que a ti te regala
Estériles horas de espejismos en la ausencia
Me conmuevo cuando de esto tomo conciencia
 
Se desvanece el tiempo en adormecimiento
Voy perdiendo esperanzas por desaliento
Frecuencia fuerte de energía sigue latiendo
Viendo alejarse la luna por estar amaneciendo
 
Pensarte complace el momento de fantasear
La distancia recapitula la palabra enamorar
Tu nombre entre sombras de solitaria velada
Dejó mi sueño rendir en el hueco de la almohada
 
©María Cristina Garay Andrade©
Monte Grande - Buenos Aires – Argentina