Laberinto

 
LABERINTO
  
 Cuando la angustia no tiene brazos que la consuele
A la madre se la extraña y su ausencia conduele
Quisiera sentirme en sus brazos rodeada de ternura
 Es dura la vida, su presencia invisible calma mi amargura 
 
Aferrada mis raíces a la tierra como mis flores me motiva
El sol andante va apagando la energía en mí que me cautiva
Ellas tal vez persistirán y yo desierta me iré extinguiendo
Queda  por nutrir en el mundo en la tierra sobreviviendo
 
Como encontrar al ángel que ya está cerca de mi puerta
Renacerá nueva materia florecerá flamante la huerta
Un paraíso disímil de bellos multicolores madrigales
¿Lucirán cristalinos a modo de trasparentes umbrales?
 
Tierra que aferra mis raíces junto a los cultivos
Aromas de verano hablaran de destinados atractivos
Tal vez alguien le hable con sencillez a mis flores
Y sepan comprender que los cuidados son amores
 
Cosa imprecisa el laberinto limitando siempre paredes
Buscas salidas inciertas acabas en recodos y retrocedes
Es estrecho el sendero casi sin posibilidad de sondeos
No tiene retiradas seguir buscando casi a ciegas y al tanteo
 
La borrasca hará desaparecer en tiempo alisadas
El terruño que fijó mis horas en visibles pisadas
Y mi paso por el laberinto al fin será encontrada
La otra puerta de tanto andar de salida localizada
 
Fueron duras paredes de porrazos en caída
Cuesta levantarse entre el moho que forjó la vida
Y quitando el seco pasto levantarse y seguir buscando
Asoma en mi soledad una vida sin sentido deambulando
 
Sembrado esta de simientes mi pasaje peregrino
Poesía parte de mi historia palabras que solo rimo
Muchas citando a escondidas contando la verdad
Otras inventando destinos escritos en soledad
 
Montada en un corcel negro controlando sus bríos
Arriesgando con audacia con mis ropajes sombríos
Quien alertara del peligro entre ripios la aventura
Despegaré al galope sin siquiera saber que me augura
 
Si en algo me recuerdas alguna noche por descuido
Y melancolías vienen solas guárdalas en tu nido
Quédate con lo fugaz que vivimos en pocos días
Olvida buscando el sol que te alumbra al mediodía
 
Con este amor que sincero supo cobijar tu energía
En el abrigo cuando el alma suele llenarla de alegría
Quise inmortalizar donde nos dimos el primer beso
Volver a pasar pero ya nada había dentro de todo eso
 
Solo silencios, silencios impensados que fueron nuestros
Paredes acechando recuerdos y el dolor que llevo dentro
Aislamiento dejando huellas manifiestos en poemas
Armando con lo poco que queda aquellas bellas escenas
 
Desaliento cayendo progresivamente al abismo
Se ultimó lo poco que quedaba de tu romanticismo
Mente deseando amnesia ni en sueños quiero recordar
Porqué siquiera me sirve la química para olvidar
 
Un ángel definitivo espera en la puerta  final del laberinto
¿Faltará mucho hasta llegar para romper el difícil precinto?
 
©María Cristina Garay Andrade©
Monte Grande - Buenos Aires – Argentina


Mapa de Visitas

ESCRIBIÉNDOLE AL AMOR

ESCRIBIÉNDOLE AL AMOR
POEMARIO

MUJER EN SU PROPIA LUZ

MUJER EN SU PROPIA LUZ

Adoro lugares especiales

Adoro lugares especiales

Adoro los lugares especiales

Adoro los lugares especiales

PASIÓN POR ELLOS

PASIÓN POR ELLOS

TRANSFORMACIÓN

TRANSFORMACIÓN

LA FLOR DE LA VIDA

LA FLOR DE LA VIDA

BUHO REAL DE LA SABIDURÍA

BUHO REAL DE LA SABIDURÍA

Amo los animales

Amo los animales

FUERZA Y LIBERTAD

FUERZA Y LIBERTAD

TERNURA

TERNURA

CUIDEMOS EL PLANETA

CUIDEMOS EL PLANETA

PAZ Y AMOR EN LA TIERRA