Rejuvenecer


REJUVENECER
Me siento a contemplar desde el balcón el rocío
Para decirle a la noche serena que ya no es mío
Ese afán decidido de vivir por dejar una moraleja
Sino para decirte que ya en mí el tiempo se refleja
No oirás en su rumor acompasado la queja
Por esta forma de amarte en recluida candileja
Sin angustia, sin dolor en silencio y ya sin temas
Hilando fino fueron naciendo para ti estos poemas

Todo es serenidad en mí tiempo ahora
Sin temores la soledad eremita atesora
Serenamente como amé del mar la aurora
El sonido de tu voz adoré vividos en mi alcoba

Como la tarde debilitada y lenta se desmaya
Siento el latir de este amor que caminado soslaya
Por la vital energía o la senda que solo se ilumina
Cuando digo tu nombre en voz baja por rutina
Rejuvenecer sin luz radiante del pasado
Fértil besos en cofres de recuerdos se han guardado
Ese faro que alumbra en mi interior lo mas amado
Apoyo entonces la cabeza sobre tu hombro imaginado
©María Cristina Garay Andrade©
Monte Grande - Buenos Aires - Argentina



Mapa de Visitas

ESCRIBIÉNDOLE AL AMOR

ESCRIBIÉNDOLE AL AMOR
POEMARIO

MUJER EN SU PROPIA LUZ

MUJER EN SU PROPIA LUZ

Adoro lugares especiales

Adoro lugares especiales

Adoro los lugares especiales

Adoro los lugares especiales

PASIÓN POR ELLOS

PASIÓN POR ELLOS

TRANSFORMACIÓN

TRANSFORMACIÓN

LA FLOR DE LA VIDA

LA FLOR DE LA VIDA

BUHO REAL DE LA SABIDURÍA

BUHO REAL DE LA SABIDURÍA

Amo los animales

Amo los animales

FUERZA Y LIBERTAD

FUERZA Y LIBERTAD

TERNURA

TERNURA

CUIDEMOS EL PLANETA

CUIDEMOS EL PLANETA

PAZ Y AMOR EN LA TIERRA